El arrepentido Alejandro Vandenbroele ratificó que el titular del Banco Macro, Jorge Brito, financió la compra de la ex Ciccone Calcográfica. La cual calificó de ”un negocio terrible económico” y en la que involucró nuevamente al ex Vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, y su socio José María Núñez Carmona.

Al momento de prestar declaración indagatoria en el caso Ciccone, el empresario afirmó haber realizado negocios con, el entonces titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, y hasta dijo que habló por teléfono con relación al tema con el entonces gobernador bonaerense, Daniel Scioli.

”No tengo dudas de que había un negocio terrible económico entre los Brito y Boudou y Núñez Carmo”, sentenció Vandenbroele. Y agregó: ”Jorge Brito -padre e hijo- tenían relación con Boudou y Núñez Carmona; entre ellos cuatro se define el ingreso del Grupo Macro en el tema Ciccone”.

Refirió, a su vez, que Núñez Carmona le dijo que ”el dueño de Ciccone iba a ser Jorge Brito”, pero no podía aparecer en la sociedad por los acreedores de la ex Ciccone.