Con su afán de escritor, Kurt Cobain, abandonó este mundo un día de hoy hace 24 años exactamente como una leyenda del Grunge. ”Si morís, estás completamente feliz y tu alma sigue presente. No le temo a la muerte. La paz total y convertirme en otra persona: ésa es la esperanza más grande que tengo”, evocó en vida.

De ser un artista con un estilo calmo a dar espectáculos que lo mostraban con canciones mucho más duras y Heavy. De ser un ejemplo a seguir para el vocalista de los Guns n’ Roses, Axl Rose, para llegar a ser su principal enemigo. Eso era Kurt Donald Cobain.

-”Me gustaría vivir de la banda, pero si no, me retiraría a México o Yugoslavia con unos cuantos cientos de dólares, cultivar patatas y aprender la historia del rock por medio de viejas ediciones de Creem”. En una entrevista para The Daily Of The University Of Washington en el año 1989.

-”Ser el número uno es lo mismo que ser el número dieciséis, sólo que hay más gente besándote el culo”.

-”Si voy a la cárcel al menos no tendría que firmar autógrafos”. En una entrevista con Details en 1992.

-”Prefiero que la gente me odie por ser quien soy a que me ame por lo que no soy”.

-”Sabía que era diferente. Incluso pensé que podría ser gay porque no me podía identificar con ninguno de los niños. A ninguno le gustaba el arte, o la música, solo querían pelear y tener sexo. Fue hace muchos años, pero esto me dio un odio real por el macho americano promedio”. En una entrevista con Melody Maker en el año 1991.

-”Soy un hombre sin vida, pero que ama a la música”.

-”Nunca quise cantar. Sólo quería tocar la guitarra rítmica. Esconderme en la parte trasera del escenario y tocar”. Para la Rolling Stone de 1994.

-”Cuando escucho el término ‘derecha’ pienso en Hitler, Satanás y Guerra Civil. Cuando pienso sobre la derecha pienso en terroristas”.