Anuncios

Caso Aerolíneas Argentinas: faltaba la invitada de honor

Si hay un hecho de corrupción en el país, enseguida aparece ella: Cristina Fernández de Kirchner. Esta vez involucrada de lleno por contratar a su propio hotel para las tripulaciones de Aerolíneas Argentinas.

En esta causa, arrastra consigo a sus ex ministros Julio Alak y Axel Kicillof , a Mariano Recalde y al ya conocido Lázaro Báez. Aquí, la empresa, controlada por el Estado, contrató 26 mil noches en el Hotel Alto Calafate, propiedad de la ex Presidente, por 16 millones de pesos para que descansaran las tripulaciones. A su vez, sin seguir los mecanismos de compra previstos por la ley misma.

Los fiscales federales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques pidieron al juez federal Julián Ercolini que indagara por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública a Cristina Fernández, a los ex gerentes generales de la empresa aérea Alak y Recalde; a Kicillof, en su papel de sub-gerente, y a otras 21 personas, incluidos Báez y ejecutivos de Aerolíneas que intervinieron en las contrataciones.

Antes que nada, solicitaron la inhibición de bienes de Hotesur, Valle Mitre e Ideas, las empresas que se beneficiaron con esta maniobra.

El pedido de indagatoria de los fiscales es un compendio de todo lo que se hizo mal para favorecer la contratación de habitaciones en el hotel de la Senadora por la Provincia de Buenos Aires para que se alojaran las tripulaciones de Aerolíneas Argentinas que debían descansar antes de emprender un nuevo vuelo.

Se analizó que cuando el Hotel Alto Calafate estuvo en refacciones se contrató con el Hotel Xelena, de cinco estrellas -uno mas que el de la líder por Unidad Ciudadana-. A pesar de que el hotel de mayor categoría era mas barato, concluidas las obras se volvió al cuatro estrellas presidencial, se confirmó desde fuentes oficiales.

”La contratación del Hotel Alto Calafate constituía una decisión que provenía desde la cúspide del PEN y que atravesaba verticalmente la estructura administrativa de Aerolíneas Argentinas -comandada por Alak y Recalde- que incluso dieron la orden de contratar y mantener la contratación del hotel de quien los había nombrado en el cargo y quien ejercía los derechos como accionista de la empresa”, se escribió. Reprodujeron memorándums y emails de los empleados que mencionaban que los contratos se hacían por ”indicación de la gerencia general”.

A %d blogueros les gusta esto: