Anuncios

Gago víctima de la mala praxis Xeneize

No faltaba nada para que se recuperara Fernando Gago, víctima de los médicos de Boca Juniors que le apuraron la recuperación. ”Hay dos posibilidades: se rompió o no se rompió. Eso que dicen que tiene no existe”, aclaran los diversos periodistas en el medio deportivo.

La lesión del volante creativo fue un golpe al mentón para el conjunto dirigido por Guillermo Barros Schelotto. El parte médico indica que sufrió un ”desprendimiento de las adherencias”, sin embargo eso no es así e involucra a la duda. Ya que, se ha utilizado para desviar.

Según especialistas, dicha molestia sólo demoraría dos o tres semanas para que se dé la tan ansiada vuelta, aunque se habla de algo indefinido, aproximadamente tres meses.

Ahora bien, se abre un abanico de interrogantes que van desde ¿Por qué hubo demoras en el informe del estudio? si se había realizado hacía un día y ¿Se encontraba trabajando con pelota o iba a la par del resto?, hasta ¿No estaba habilitado para jugar contra Argentinos Juniors? ¿Cuándo va a volverá a las canchas?

OJO. La duda puede llegar a estar en si él mismo fue quién apuró su vuelta y los médicos, a lo contrario que avala su oficio, dieron el brazo a torcer para satisfacerlo. También el problema radicó en que no se hizo caso a lo que demandaba el trabajo, porque Gago fue víctima.

El subdirector Xeneize, Jorge Batista, afirmó que la lesión ”no fue de sorpresa” el retroceso y apuro en la recuperación. Aunque, aclaró rápidamente que ”fue bastante anunciado”.

No solo eso mata al Mundo Boca. Ahora se suma el problema de que Pintita, junto a Carlos Tévez Darío Benedetto, es de los salarios más altos del club. Sin embargo, ese no es el problema, ya que la FIFA se ha hecho cargo de su contrato tras la lesión que sufrió contra la selección de Perú en el encuentro internacional por las Eliminatorias para el Mundial de Rusia. Desde el ente regulador han hecho público su malestar que deban seguir haciéndose cargo por culpa de una ”negligencia”.

El golpe es duro y nadie está optimista. Su recuperación estaba pautada para comienzos de abril, para que jugara el final del torneo y la Copa CONMEBOL Libertadores. El impacto anímico del jugador es el centro de la escena.

Ahora solo queda esperar lo que indique el nuevo parte de la semana que viene. Así, poder determinar si resulta necesaria una nueva operación.

A %d blogueros les gusta esto: