Anuncios

Lo que el viento se llevó

Cristina Fernández, actual Senadora de la provincia de Buenos Aires, se encuentra tallada en el velo de la mentira más reveladora de todas: lo que el viento se llevó. Ya no solo pelea contra un gobierno y mucho menos con la mismísima Nación, sino más bien con su propio ego.

El anhelo por ser un cadáver viviente en la cripta de los políticos, similar a su par Carlos Saúl Menem, es su espejo y vital meta en el mundo de los trajes con corbatas. No queda atrás el gran florero que le tiró a su par del PJ, a quién tildó de ”ser el mejor, la renovación”. Aclaremos que ella quería ir con él.

Igualmente, no se trata de que si CFK vaya presa o no. La cosa es callarla y que no haga más política, que no hable. Me parece vergonzoso el hecho de que una ex mandataria, como ella, haya encubierto tal atrocidad como el de la AMIA y que hable con su mano derecha sobre ”apretar jueces” o insulte a todos sin ver la paja en su ojo.

Otra cosa, y hasta quizás la más zafada, resulta que solamente indique estrategias para ganar votos en vez de importarle la gente, los jóvenes o los jubilados. ”Que aprueben la ley”, ”debemos hacer un partido joven sub-40”, etc. Parece el armado de un listado de convocados para Rusia 2018, en vez de una referencia hacia algo realmente serio.

A mi parecer, propongo que debería de perder sus fueros. Una mujer con tanta furia y cinismo debe ser apartada de cargos públicos. O por lo menos que vaya a realizar pertenencia con su manada. Ya que, la líder el Frente Para La Victoria Unidad Ciudadana ni siquiera es de la provincia.

Se acercó como el conquistador Cristóbal Colón hacia el continente americano. Ella pertenece a Santa Cruz.

¿Lo que el viento se llevó? Su viento se llevó todo y quiere volver por más, ahora disfrazada de peronista. Pensá bien, porque ella ya afirmó que no es parte de lo que aparentó, dijo ”nunca” darles ”bola”.

A %d blogueros les gusta esto: