Anuncios

Brasil tiene sueño argento

Brasil ha decrecido en mano de la economía y la cultura. Vale recordar la Zamba de la trsiteza que se dió en la final de los Juegos Olímpicos 2016 festejados en Río de Janeiro.

Lágrimas, emociones encontradas y el festejo del glorioso oro olímpico. Muchísimos medios captaron imágenes de esa triste tarde.

En la actualidad, pocos son los medios que demuestran que tan caro es vivir afuera de la Argentina. Mucho menos los medios afines al oficialismo.

A su vez, el Kirchnerismo se cansó de mostrar en pleno apogeo de Cambiemos la diferencia de precios y calidad de vida con los Cariocas. Claro está recordar el vergonzoso episodio del periodista militante Mariano Beristain, quién modificó los números a conveniencia.

El país de la corrupción

De más no está recordar los distintos casos de corrupción que rodean a sus últimos tres presidentes. El más escandaloso fue el de Dilma Rousseff, quién las hizo todas: Desde recibir suculentos sobornos y ocultar cuentas bancarias en el exterior, hasta planear la fuga del país de un preso en un avión particular.

Luego, el famoso caso Petrobras se cobró una nueva víctima, Luiz Inácio Lula da Silva. Resultó condenado a nueve años de cárcel el año pasado por corrupción y blanqueo de dinero.

Por último, el actual jefe de Estado, Michel Temer, que fue acusado de obstrucción a la justicia y asociación ilícita. A diferencia de sus antecesores, se encuentra bien respaldado por sus funcionarios, quienes lograron sacarlo con vida dos veces para que no sea sometido a juicio político.

Crisis extrema

Una fuerte recaída de pobreza ha hecho que Brasil llegue a los 4 millones de personas en situación de indigencia o peor. Los recortes en servicios sociales han golpeado fuerte a la Bolsa Familia, el pequeño subsidio que recibían aquellos sometidos a bajos ingresos económicos.

En cuanto a precios, uno podría decir que con un sueldo argentino puede alcanzarle para comprar allá. Sin embargo, se deja de lado un detalle muy importante.

Los salarios y jubilaciones se encuentran congelados, eso en conjunto a los recortes subsidiarios y el aumento de precios. Hay que sujetarse a que “es otro sitio” y “hay un manejo y estructura diferentes”.

Someterse a una vida en el país vecino es “jugar con sus reglas”, lo cual indica números diferentes, situación distinta. El resultado es no poder vivir bien.

La tasa de inmigración ha soltado un dato crudo que indica un 15%. De ello, la mitad han elegido Argentina para buscar trabajo y mejor calidad.

Si decidimos dar vuelta el panorama, apenas un 2% han elegido cruzar la frontera. Entonces, ¿no da para pensar?

El caos de Brasil arroja números poco regulares con una inflación del 3,22 % y una desocupación del 11,38 %. Es pesado contar con más de 13 millones de desempleados.

Ante todo lo acontecido, no hay un panorama alentador al ver estadísticas. No es afirmar que Argentina es mejor, sino que está en mayores condiciones.

Entradas creadas 217

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: