Anuncios

La juventud apolítica

La juventud se ha ido destinando al disfrute y pleno goce de actividades infantiles. Sin embargo, en los últimos años, se han inclinado a investigar el mundo adulto sin darse, o quizás no, cuenta de lo que aquello implica.
Reirse, correr, jugar, aprender y planear, pero NO militar. Ello, ha ido cambiando con el pasar de los años.

La juventud se mantuvo inmersa, durante más de diez años en la política con la utilidad del voto, todo a través de hacerles creer que son gente grande. En vez de ofrecerles caramelos para que se comporten, se les mostró una computadora por un voto.

Ellos no tienen la culpa de encontrarse varados en la mitad, ya que, desde altos mandos, se les incrustó la idea de ser rebeldes. Decidieron NO encerrarlos para que estudien, pensaron mejor darles banderas de partidos políticos para que suelten el lápiz.

Dejemos a la juventud su debido tiempo

¿Por qué no correr detrás de una pelota? Es mucho mejor un celular para que dejen de gritar y patalear. Ponerlos a la altura de los mayores cuando ni siquiera tienen aún la capacidad de razonar es de un ser imbécil.

Porque los días, meses y años pasen rápido, no indica que se deban acortar los tiempos de pubertad y niñez. Así solo se logran pésimos resultados.

Ahora bien, al día de hoy se dan a conocer los resultados con chicos tomando colegios, opinando sobre el Proceso de Reorganización Nacional como si lo hubieran vivido o, peor aún, eligiendo a los gobernantes.

Son adolescentes. No tienen que compartir la sobremesa, mucho menos adquirir el comportamiento de los mayores.

Este resulta ser un adoctrinamiento de mala gesta con receptores formados para apolitizarse. Al cumplir 20 años se consideran experimentados, lo cual termina arrojando votos nulos, padres primerizos de 15 años, desempleados y secundarios incompletos.

La juventud tiene sus políticas basadas en la diversión. No dejen que la curiosidad mate al gato.

Entradas creadas 217

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: