Anuncios
Llegó la hora del destape

Llegó la hora del destape

La ex Presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, tiene miedo de ir a la cárcel y sabe bien que hoy es menos impune que ayer.

Los números jamás cerraron durante los 12 años de gestión K. Ahora bien, las matemáticas están al día para enviar presos a los que prostituyeron el país.

Primero, todo comenzó el 25 de marzo del 2014 con Leonardo Fariña, empresario y financista que confirmó haber trabajado junto a Lázaro Báez, otro empresario K, en maniobras para poder sacar del país grandes sumas de dinero. Tras este caso pasó detenido más de dos años hasta lograr la excarcelación el 14 de abril de 2016.

A partir de allí se dio inicio a la novela más oscura de la Argentina, la Ruta del dinero K. Batacazo profundo de la oposición para con CFK.

Milagro Sala junto a CFK. (Foto: Clarín.com)

Paralelo a ello, llegó la prisión para Milagro Sala, líder de Tupac Amaru, a quién la defienden bajo el relato de persecución Macrista, una cordial idiotez. “Asociación ilícita, fraude y extorsión”, fueron los cargos que la pusieron tras las rejas de la prisión domiciliaria.

Lázaro Báez junto a Máximo y Cristina Kirchner. (Foto: Clarín.com)

Luego, le llegó el turno al mencionado Báez como consecuencia de la novela K. Algo totalmente inminente tras la difusión de vídeos en donde su hijo, Martín Báez, aparece contando dinero en la financiera SGI, denominada por ellos como La Rosadita.

A su vez, en discrepancia a su padre, Martín declaró que había vínculos entre la financiera y Fariña. Desde ahí, todo resultó más que interesante.

Ricardo Jaime junto a CFK en uno de sus discursos. (Foto: LaNación.com)

¡Casi me olvidaba! ¡Ricardo Jaime! El ex Secretario de Transporte y su flota de trenes usados provenientes de Portugal y España. La exorbitante cifra con la cual se hacía con ellos resultaba ilógica ante lo inservible que demostraban ser y funcionar.

Pensar que todas las propagandas provenientes de la Presidencia de la Nación, en los diversos canales oficialistas, difundían propaganda de obras públicas y apertura viales. Detrás una malversación indiscriminada de caudales públicos.

Después, tras dos días, Daniel Pérez Gadín se hizo un espacio con Báez para dormir junto a su jefe en la cárcel. El contador público también quedó preso por lavado de activos.

A los costados de CFK, Julio López y Julio De Vido. (Foto: Página12.com)

Pasaron meses y ahí llegó la detención de Julio Francisco López, secretario de Obras Públicas durante la Era K, tras ser encontrado durante la madrugada en un convento de General Rodríguez con seis bolsos repletos de dólares y euros termosellados. Si no lo detenían había que exiliarse.

Omar Suárez elogiado por CFK en uno de sus discursos. (Foto: Infobae.com)

Para cerrar el 2016 con todo, la frutilla del postre la puso Omar Caballito Suárez y sus empresas fantasmas del rubro marítimo con delito de asociación ilícita en calidad de jefe, administración fraudulenta y coacción. Todo ello enmarcado al sindicato de obreros marítimos, SOMU, a la obra social, mutual y empresas vinculadas al organismo.

César Milani ascendido por CFK. (Foto: DiarioVeloz.com)

Luego del año para el olvido, César Milani, por aquel entonces Jefe del Ejército, quedó en prisión por secuestro y tortura durante el Proceso de Reorganización Nacional. El General K demostró tal errática kirchnerista en plena democracia.

El 19 de junio la celda se vuelve a abrir para darle paso a Ibar Pérez Corradi que cayó por el tráfico de 14 toneladas de efedrina. El precursor químico fue detenido en Foz de Iguazú tras ser acusado como autor de un triple crimen.

El 16 de julio de este año, el contador de los Kirchner, Víctor Manzanares, resultó detenido debido a su accionar en el entorpecimiento de pruebas en la causa Los Sauces. A su vez, encontrado de culpable.

Al mes siguiente, la policía bonaerense detuvo en la ciudad de Mar del Plata a Claudio Minnicelli, cuñado de Julio De Vido, quién permanecía prófugo hacia diez meses. Quedó privado de su libertad por lavado de dinero y tras integrar la Mafia de los contenedores.

Gladys Fernández haciéndole de seguridad a CFK. (Foto: Diario26.com)

Dicha banda se ocupaba de desviar más de 453 mil millones de dólares. Tras ello, cayó también Gladys Fabiana Fernández, una puntera K al intentar hacerse con uno de los 900 contenedores de la Aduana.

El 4 de octubre llegó otro gran golpe a los K con la detención del titular de la UOCRA, Juan Pablo Pata Medina, tras ser acusado de lavado de dinero, extorsión e intimidación.

Además, su hijo Cristian Puli Medina, cuñado David García y el empresario K Horacio Homs, dueño de Abril Catering, quedaron entre rejas como consecuencia de lavado de activos y asociación ilícita.

CFK en una reunión de fin de año junto a sus funcionarios. A su izquierda, Roberto Baratta. (Foto: LaNación.com)

Finalmente, llegaron los postres a la mesa redonda, los cuales sirvieron primero al funcionario del Frente Para la Victoria, Roberto Baratta, quién terminó en el penal de Marcos Paz por defraudación millonaria de unos 6,9 millones de dólares. El ex Subsecretario de Función y Control recibió al día siguiente en su celda individual la visita de su esposa junto a su amiga, la pareja de De Vido y hermana del Mono Minnicelli.

El ex ministro K y Diputado por Frente Para la Victoria, De Vido, fue la primer piedra caída de las Trillizas de Oro por dos causas judiciales de gran peso.

La primera es por malversación de fondos por 26 mil millones de pesos. Está vinculado a la mina de Río Turbio y se encuentra a cargo del juez Luis Rodríguez.

La otra resulta de fraude en la compra de buques de gas licuado natural con sobreprecios de 6,9 millones de dólares. La misma se encuentra a cargo del juez Claudio Bonadío.

Amado Boudou junto a CFK. (Foto: SitioAndino.com)

El desfile no terminó allí. Como si fuera poco, el ex Vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, realizó un periplo sin vuelta en el Hospital Penal de Ezeiza por corrupción tras maniobras ilícitas que aún perduran en el poder. Junto a él, por el caso Ciccone, su socio José María Nuñez Carmona quedó detenido.

Luis D’Elía junto a CFK en una de sus movilizaciones.

Como si no fuera mucho ver al primer Vicepresidente de la historia preso, y por un hecho corrupto. El sindicalista K, Luis D’Elía, fue condenado a 4 años de prisión y 8 años sin poder ejercer cargos públicos. Ello como consecuencia de haber tomado a la fuerza una comisaría en el año 2004.

Dios y la patria están demandando a la Dékada Infame. ¿Aún falta para Cris? ¿Se viene el destape?

Entradas creadas 220

3 pensamientos en “Llegó la hora del destape

  1. Singіng worship songfs is sweet but that?s not the one solution to worship.?
    Daddy mentioned, mayƅe to make Larry stop singing.
    ?Ꭲhere are many ways to worship.

  2. I do know a gazme we are able to play thats
    like Daddy is talқing about.? Mommy mentiоned making each bߋyus need to know the ѕport a lot.

    ?It?s calleɗ ?What is the neatest thing aƅout God.And each of us haѕ too provide you with one actually great point we like about
    God. Ꮤho wants to go fіrst?? Lee and Lаrry jumped and shoutеd ?ME ME!?
    waving thir arms withіn the air like they do at school.

    Lastly, Mommу mentіoned, ?Properly Lee, sinc youre two minutes older thn Larry, you can go first.

Comentarios cerrados.

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: