Anuncios
La muerte del patriotismo

La muerte del patriotismo

En Argentina se está viviendo una corriente, alejada de La Grieta, que expresa un fuerte sentido de pertenencia a ideologías o posicionamientos allegados a lo colectivo, lo cual se desprende del escenario Nacionalista. La bandera pasa a ser de otro plano y se subyace en elementos particulares que no escatiman en ser profundizados.
A comienzos del Siglo XX, el nacionalismo argentino de derecha fue un factor importante dentro de la escena política y cultural. Los principales referentes de esta corriente realizaron aportes en el campo de la historia, literatura y en teoría política.
Pasó a ser un movimiento político-intelectual. Sin embargo, al adoptar dicha escena, plantearon de manera estricta una negativa a definirse como un movimiento de derecha.
Por aquel entonces, la población se abstiene de mostrarse en distinción derecha o izquierda. Excluyendo de antemano los apodos despectivos para ambas partes, por ejemplo: Gorila, Facho, Zurdo, Rojito, etc.
Volviendo al concepto de Nación, podemos notar a simple vista que deriva de la sangre. Por ende, trata de nacimiento, raza.
En su momento, Adolf Hitler intentó unificar a su propia nación, los germanos. Los mismos se encontraban divididos en varios estados como Islandia, Noruega, Suecia, Dinamarca, Austria, Luxemburgo u Holanda.
Nación es un concepto ajeno al Estado y que flota en la atmósfera. Los filósofos contemporáneos quieren hacer creer que la nación es un producto del Estado, y por ello la mayor parte de la gente cree que todos aquellos que nacen dentro del territorio pertenecen a la República Argentina. Sin embargo, se trata de personas de distintas razas en un mismo territorio.
Con la llegada del Proceso de Reorganización Nacional, los distintos Presidentes de Facto llevaban la ardua tarea de eliminar en una guerra civíl a la masa subversiva -ideólogos de izquierda-. Ello desató, como en su momento lo hizo el General Juan Domingo Perón, una lucha interna entre los mismos habitantes del país.
Con la llegada del Kirchnerismo, en su pleno apogeo, intervino a la sociedad bajo el lema “ellos o nosotros” y logró su objetivo de polarización. Tras la sombra de próceres y covers de discursos, llevó adelante el Proceso Grieta con ayuda de medios, por aquel entonces, ligados al oficialismo y oposición. Ello dejó en abandono la imágen y lucha de la Argentina afuera, para mantener la guerra entre partidos políticos y matices de la sociedad.
Como resultado final se denotó la destrucción de identidad, sangre y naturalización de mestizaje. Esto subordinó un desconocimiento total de la pertenencia.

Entradas creadas 213

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: