Anuncios

Soy periodista y pregunto ¿Dónde está la grieta?

1 de agosto la Gendarmería Nacional ingresó a la fuerza en el Pu Lof de Resistencia de Cushamen y reprimieron a los habitantes, entre ellos se encontraba Santiago Maldonado de quién al día de hoy ya nada se sabe. Ocho días después, distintos medios pertenecientes al Grupo Clarín comenzaron a plantar pistas falsas, primero con un camionero que había afirmado llevarlo.
El 9 de agosto, tanto desde los medios como del gobierno, se instaló la hipótesis de que Maldonado había sido parte de un asalto el 21 de julio en la localidad chubutense de Epuyén y habría sido herido por un puestero. El mismo sujeto fue quién desestimó dicha posibilidad.
Ya pasadas dos semanas de la desaparición, se confirmó la teoría de un viaje clandestino a Chile como también la posible militancia en la FARC de Santiago, pero ambas fueron caratuladas como inverosímiles.
Ya ha pasado más de un mes de esta tragedia que sacude al país y distintos organismos de los Derechos Humanos. Sin embargo, así como provoca olas de movilización, también polariza aún más la grieta que lastima al país como una herida infectada.
Sí, es una persona. Sí, tenía derecho a reclamar y defender sus principios. Pero también hay muchos más, cientos de familias que reclaman “¿Dónde está…?”.
Si bien tardó bastante el actual gobierno en colaborar con encontrar a esta persona desaparecida en plena democracia, está claro que en las aproximadas 77 desapariciones provocadas entre los años 2003 y 2015 nadie salió a hablar. Pidamos memoria, justicia y verdad.
Ante todo lo referido, no hay que pedir y exigir solo por una línea de pensamiento o ideal político, más bien que sea por la causa misma. Que sea por todos y no para favorecer a alguien.
Entradas creadas 220

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: