Anuncios

¿Dónde está la democracia?

El juez federal Marcelo Martínez Di Giorgi dispuso la libertad de los 30 detenidos en la marcha por la aparición con vida de Santiago Maldonado. El gobierno tramó este armado para hacerlo tapa de los diarios y demonizar dicho pedido.
Los abogados defensores sostienen que “las personas fueron detenidas arbitrariamente”.
En cuanto a las pruebas, se demuestra concretamente que la mayoría de los detenidos no estaban siquiera en los disturbios donde la policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dice que los apresó, mucho menos a la hora en la que indican.
Por ejemplo, el caso del docente José Morales, a quién aseguran haberlo tomado en la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, tirando botellas, piedras y quemando carros de basura. Sin embargo, tiene como prueba el ticket de la pizzería donde fue a comer luego de la marcha, a siete cuadras de lo que figura en el acta.
A su vez, los oficiales de seguridad afirman que dentro de los 31 detenidos hay quienes integraron grupos que “lanzaban bombas molotov”, “derrumbaban vallas policiales” o “realizaban daño a lugares publicos”. Lo polémico de ello es la presencia de vídeos y fotografías como pruebas irrefutables donde se demuestra lo contrario, desde distintas ubicaciones de los detenidos hasta la NO integración ni relación con dichos grupos.
Ahora bien, los 30 liberados están acusados de haber cometido los delitos de “intimidación pública y atentado y resistencia a la autoridad”, lo cual establece una pena de prisión de dos a seis años porinfundir un temor público o suscitar tumultos o desórdenes, hicieren señales, dieren voces de alarma, amenazare con la comisión de un delito de peligro común, o empleare otros medios materiales normalmente idóneos para producir tales efectos”.
Los medios alineados con la actual gestión como Infobae, La Nación y el oligopolio del Grupo Clarín daban por afirmado que estaban bien detenidos dándole la derecha a la policía y, pasando por alto las anteriores pruebas, argumentaban como debían ser penados.
Además de demonizar la marcha y justificar la represión, se dió mayor importancia al plan de Mauricio Macri de gastar más en planes sociales y noticias sobre la corrupción K.
Entre otras cosas, se viralizó un vídeo que registra de manera explícta la violencia policial que sufrieron diferentes manifestantes. En la misma se puede dilucidar como avanzaron por Avenida de Mayo con gases lacrimógenos, balas de goma y un tanque.
Dato curioso fue ver a gente que estaba en la marcha y luego, de repente, se encontraban al lado de las fuerzas de seguridad reprimiendo con sus chalecos.
Ante todo lo referido, solo se puede dar crédito al gobierno por lograr ponerse una vez más sobre la copa del árbol de la democracia y dejar enterrados a quienes reclaman causas justas.
Entradas creadas 220

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: