Anuncios

Macrigate

La familia del Presidente de la Nación, Mauricio Macri, junto a sus más allegados, se encuentran cada vez más complicados por el mismo hecho que hace unas semanas golpeó al máximo mandatario, blanqueo de capitales. El lado oscuro de Mau está cada vez más cerca de la luz.
El líder de Cambiemos fue procesado y condenado por contrabando mientras se desempeñaba como Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero lo salvó la última pelota del encuentro -los jueces corruptos nombrados por su mentor Carlos Saúl Menem-. Por suma obviedad, tras tan bochornoso hecho fueron destituidos.
Algo de lo más loco, fue ver a la gente de centro-izquierda dándole su voto como consecuencia de sus promesas que de a poco se van rompiendo: la promesa de pobreza cero llevado a “concepto”, la reducción del número de planes sociales a causa de “errores de sistema”, el crecimiento indiscriminado del desempleo, la finalización del Fútbol Para Todos, el ingreso de empresas privadas que matan lo poco del nacionalismo industrial y tantas cosas más.
Hay que subrayar que tampoco había buenas ideas tras la sombra de la “otra opción” impuesta por los K, el otro hijo Menemista Daniel Scioli. El mismo que utilizó la bandera del No al Ajuste para atraer votantes, el cual hoy se esconde detras del sinceramiento del Tarifazo.
Franco Macri, el líder de la banda mafiosa franco-argentina, también podría decirse que resultó engañado junto a sus empresas off-shore en Panamá. Este terminó votándolo y dándole su apoyo cuando resignó por muy poco la derecha conservadora.
No voy a caer en la misma crítica Kirchnerista sobre el caso de los prostíbulos o lavado de dinero en paraísos fiscales, pero sí en aquella más de centro que exige Cumplir con aquello que lo puso en donde hoy está. Quedan dos años para el reinvento.

A %d blogueros les gusta esto: