Anuncios

Eurofacho

La extrema derecha está creciendo y tomando un lugar importante dentro del “Primer Mundo”, logrando elevadas cuotas de influencia políticas y, en varios casos, convirtiéndose en fuerzas políticas mayoritarias. Los gobiernos europeos no tienen respiro al encontrarse azotados por olas de nacionalismo, las cuales comenzaron con las victorias del Brexit y de Donald Trump.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea fue el puntapié inicial para que el avance xenófobo y ultranacionalista comenzara a elevarse como la espuma. Sin embargo, la explosión popular se dio con la sorpresiva victoria del polémico líder del Partido Republicano, Donald Trump, en las Elecciones Presidenciales de los Estados Unidos.

Tras frases como; “Restablecería el ahogamiento simulados para los sospechosos de terrorismo” o “Pido el bloqueo completo y total a la entrada de musulmanes a EEUU”, en países importantes de la Unión Europea, como lo son Alemania y Francia, el fascismo cobró vida y valor para manifestarse.

Los ojos se encuentran posados sobre las elecciones presidenciales francesas de abril, donde la candidata de extrema derecha, Marine Le Pen, podría sacudir el avispero y darle camino a lo que podría ser un Cuarto Reich en Europa.

A %d blogueros les gusta esto: